Creatividad en la escuela

«Todo lo que sea creativo, que escape de la memorización, está penalizado»

Luz Beloso. Profesora de Secundaria

Seguro que conoces esa ponencia de Ken Robinson en la que asegura que la escuela mata la creatividad. En los dieciocho minutos que dura una charla TED quizá no se pueda ahondar. Esas palabras del afamado pedagogo británico precisan matices, algunos de ellos los encuentras en sus libros. Si he de recomendar alguno sería “El Elemento”. Matizamos, existe un tipo de escuela que mata la creatividad, la escuela radical en la que el libro de texto y el currículo son banderas a blandir hasta el último momento de la batalla instructiva. Escuela donde la instrucción está por encima de la educación. Afortunadamente no son muchas, estas escuelas. Tenemos cerca, no hace falta irse a Finlandia, espacios educativos en los que se tiene en cuenta la riqueza individual de cada alumno, en los que la creatividad se fomenta en el día a día, colegios en los que curiosamente no dejan de lado el currículo sino que lo integran y desarrollan mediante metodologías activas. 

Conversé con las profesoras Luz Beloso y María José Soto en junio de 2015 después de que Luz recibiera la peonza de oro en el premio Edublogs Espiral al mejor blog de docente de aquel curso. El blog, EDUcortos, es una muestra de la actividad frenética que estas profesionales desarrollan en el IES as Barxas de la ría de Vigo, no paran de innovar e ilusionar. 

Desde el área de Educación Plástica lo que comenzó siendo algo anecdótico tras la realización de material audiovisual por parte de algunos alumnos se ha convertido en un festival anual de cortometrajes. Lo audiovisual está muy presente en el aula de Luz, incluso el dibujo geométrico lo han convertido en animación. Para la animación utilizan diversas técnicas. Empezaron haciendo stopmotion mediante recortes y plastilina. Aquello les llevó a la utilización de programas de animación 2D utilizando transparencias y dibujando en papel vegetal. Los muchachos eran capaces de dibujar gran cantidad de láminas, cuando antes no era posible mantenerlos atentos a una lámina tradicional de dibujo geométrico. La forma en que utilizan los recursos a su disposición, el desarrollo de ideas y sobre todo el darse cuenta de que su dibujo tiene un fin, son el motor de una actividad que en ocasiones se prolonga más allá de los horarios oficiales. La animación tiene un componente mágico que los atrae. 

María José es profesora de una materia más compleja a la hora de experimentar, ella imparte Economía pero asegura que la creatividad te permite llegar a cualquier lado. En su caso huye de la Economía estándar y simula situaciones reales. Por ejemplo, en coordinación con Luz hace unos años sus alumnos crearon una productora audiovisual, con su estructura desarrollando acciones de gestión. Mediante el programa Barxas Emprende y en coordinación entre diversos profesores del centro realizan una simulación que enriquece el aprendizaje incidiendo en una parte empresarial y otra artística. 

En 2018 se celebró el VIII festival audiovisual AsBarxas en el que nuevamente se presentaron cortometrajes realizados durante el curso en Plástica donde la edición, montaje, guionización, producción y demás tareas necesarias para la puesta en marcha de un documento audiovisual de este tipo fueron realizados por un alumnado apasionado. Pero no solo presentan piezas originales, también organizan el festival, lo difunden, publicitan… Luz comenta que la presentación de los cortos en el festival es un momento mágico, que se palpa el nerviosismo en un abarrotado salón de actos del instituto. 

Para María José la vida te obliga a dar soluciones a problemas que ya existen en instituto, resuelves problemas o planteas proyectos, ambas precisan de creatividad para llevarse a cabo, un profesor ha de ser siempre creativo, no dar siempre lo mismo año tras año, se precisa un ejercicio de observación y adaptación. 

Un profesor que realiza ese ejercicio de continua revisión es Patxo Landa, conversar con él siempre reconforta, transmite tanta energía… Conocí a Patxo en una jornada educativa en Getxo (Bizkaia) por aquel entonces trabajábamos en la misma localidad, él en el IES y yo en el CIP (Centro de Iniciación Profesional), tras aquella jornada quedamos en vernos al inicio del siguiente curso (2007-2008). En enero de 2008 tras varios meses de reuniones montamos junto a Marcos Cadenato el blog colectivo Tres Tizas, que aún se mantiene en activo. 

También aquel día, en Getxo, conocí a Aníbal de la Torre quien años después me propuso llevar la dirección del podcast EducaconTIC. En el episodio 43 de este (diciembre de 2013) conversé con Patxo sobre creatividad, por aquel entonces había cambiado de destino, curiosamente el Destino me había cambiado a mí de ciudad de residencia. La distancia nos alejaba, la sintonía nos permitía sentir que conversábamos alrededor de una de esas mesas del NASH en el que gestamos nuestro querido blog. Patxo era profesor de lengua y literatura en el Bachillerato de Artes en el IES Ibarrekolanda de Bilbao y por ende profesor de artes escénicas. Mi inquietud partía de la base de saber si este bachillerato de artes es el último reducto en que se encuentra la creatividad. La respuesta fue un tajante “no” además, añadía Patxo, existen profesores de matemáticas que pueden trabajar mucho más la creatividad y la imaginación que mucho otros profesores en los que se relaciona más fácilmente. Teniendo en cuenta que el Bachillerato de Artes podría aportar al resto de áreas estrategias para intervenir con un tipo de alumno al que el sistema tiene olvidado, ese alumno: inquieto, creativo, con ganas de participar y hacer cosas. Ese alumno al que no le gusta lo que a menudo la escuela impone, es decir, pupitre y asiento. 

Resulta curioso que cuando transmitimos en nuestras escuelas actividades que potencien la creatividad el tiempo se dilata, la motivación ejerce su función etimológica (motere) de mover a la persona hacia un objetivo (llámalo cortometraje o balance económico de una productora). Da igual el recreo, o la sirena de fin de la jornada, la actividad continúa en grupos de trabajo en casa o en el mismo instituto. 

La creatividad no sabe de áreas, ni de asignaturas, se cuela entre los rincones de cualquier materia que sea gobernada por alguien apasionado, ya sea en un Bachillerato de Artes o en una clase de economía.

(Capítulo 6 del libro Aprende y disfruta publicado en 2019 por la editorial libros.com)

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s