Cuando las decisiones en un centro las toma la comunidad educativa

 “Planteamos poner nombre al centro entre todos. Decidimos Chaves Nogales”

Antonio Fernández Vidal de Torres – Profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES Chaves Nogales (Sevilla)

Todavía no he conocido ningún Antonio Fernández que me defraude. Conocí a Antonio Fernández Vidal de Torres en abril de 2012. Mi amigo Juanma Diaz me había invitado a pasar por su caseta en la feria sevillana. Así lo hice. Juanma gran anfitrión y persona, estaba con sus compañeros del IES Chaves Nogales. Le comenté que justo acaba de recibir “La defensa de Madrid”, último libro publicado de Manuel Chaves Nogales, periodista sevillano que según, el también periodista, Antonio López Hidalgo fue uno de los máximos exponentes del género reportaje, equiparándolo a Truman Capote. 

Cuando le comenté a Juanma la adquisición de dicho libro enseguida tuvo claro que debía conocer a Antonio, el bibliotecario, lector apasionado y seguidor de todo lo escrito y hecho por el autor que lleva el nombre de su instituto. Allí hablamos frente a una endeble barra. La primera, segunda, tercera y cuarta sonando por los altavoces. Me di cuenta de que entre rebujito y rebujito estábamos montando el esqueleto de una entrevista. Así fue, la realicé en Radiópolis, radio comunitaria sevillana en la que dirigía el programa Purposed[es] Comunitaria. 

Antonio es alto, licenciado en Filología clásica, risueño, profesor de Lengua Castellana y Literatura, cercano, profesor itinerante y sobre todo agradable en el verbo, capaz de intercalar en su diálogo un adagio latino mientras sus manos se mueven como buscando una pizarra en la que poder despedazarlo.

Aquel año 2012 la Feria del Libro en Sevilla se dedicaba a la figura de Manuel Chaves Nogales. Tuve la suerte de entrevistar a Maribel Cintas biógrafa del periodista sevillano junto Antonio en la carpa principal de la feria del libro. Aquel acto culminaba una serie de actividades que el instituto de Antonio y Juanma habían realizado, después de un proceso de elección del nombre. En aquellas semanas de la feria del libro hispalense, la comunidad educativa de su centro, había contado incluso con la presencia de Pilar Chaves, hija de Manuel.

Antonio Fernández fue el que propuso el nombre de este periodista para su instituto, sito en el sevillano y moderno barrio de “Sevilla Este”. La conversación en el programa de radio versó sobre aquello, sobre el proceso de selección del nombre. Todos los estamentos de la comunidad educativa tomaron parte de dicha elección.

Se barajaron diversos nombres para el instituto, el alumnado propuso por ejemplo Elvira Lindo, Washington Irving o Clara Campoamor, que también coincidió como propuesta de los padres, estos últimos además plantearon Ángeles Caso y María Galiana. 

El proceso se inició a principio de curso cuando había que dotar de contenido a las dos horas de libre disposición. La directora, Patricia Gamboa, estaba muy interesada en que esas dos horas dependieran de la biblioteca y estuvieran enfocadas por una parte a un proyecto de lectura centrado en la comprensión lectora, que por aquel entonces se llevaba a cabo en el instituto, y la otra iría destinada a la producción de textos escritos desde un punto de vista global. Ante la duda de cómo generar actividades de producción se cruzó la necesidad de poner un nombre al centro, esto les situaba ante la necesidad de buscar propuestas donde el proceso de investigación y debate serían aspectos nucleares. Todo esto concluiría en un proceso democrático de elección del nombre.  

“Manuel Chaves Nogales es un fabuloso cronista de la época de los totalitarismo europeos. Cayó en mis manos un libro llamado “La agonía de Francia”, me quedé sorprendido con el hecho de que un sevillano consiguiese tener una perspectiva tan lúcida y actual, no ha perdido vigencia. Me fascinó y a partir de ese momento indagué un poco más en la historia de este autor.” Antonio Fernández.

“Manuel Chaves Nogales es un fabuloso cronista de la época de los totalitarismo europeos. Cayó en mis manos un libro llamado “La agonía de Francia”, me quedé sorprendido con el hecho de que un sevillano consiguiese tener una perspectiva tan lúcida y actual, no ha perdido vigencia. Me fascinó y a partir de ese momento indagué un poco más en la historia de este autor.”

Antonio Fernández.

En la tarea de elección del nombre del instituto tanto alumnado, profesorado como familias realizaron un exigente trabajo de investigación, en palabras de Antonio “dejándose la piel, lo hemos hecho nuestro”. La identificación fue continua con el proceso que sufrió un constante proceso de enriquecimiento.

En el proceso de identificación con cada una de las propuestas se dio un aprendizaje sobre las figuras propuestas, utilización de nuevas tecnologías para recabar datos, cómo organizar la información, hubo que defender la propuesta dialécticamente en continuos debates… Muchas competencias se abordaron en un proceso que culminó con cuatro propuestas finales sobre las que el Consejo Escolar votó. Lo importante quizás fue que la comunidad se identificó con el proceso, independientemente de la elección final que en ningún momento se vivió como una imposición y la identificación con el mismo fue unitaria.  

Sobre la conversación con Antonio se nos presentaba de vez en cuando la esencia de Chaves Nogales y acabamos hablando sobre el libro que permitió conocernos “La batalla de Madrid”. La edición del mismo, dirigida por Maribel Cintas es de lo más curiosa. A manos de Maribel, investigadora de la obra, llegó un ejemplar de un diario inglés con un reportaje sin firma sobre la guerra civil española, pero cuyo estilo le recordaba mucho a Manuel Chaves Nogales. Maribel investigó y descubrió que había una serie de reportajes perdidos que no se conocían. Buscó en todas las hemerotecas de Latinoamérica y no dio con la totalidad de los capítulos, consiguiendo algunos de los que faltaban en una hemeroteca berlinesa. Destacamos la labor de ratón de biblioteca con la facilidad de las nuevas tecnologías equiparable al apasionante proceso de elección del nombre un magnífico instituto donde trabajan grandes profesionales de la Educación, lo habitan fabulosos estudiantes y lo acompañan y aúpan unas familias singulares. Vayan a visitar el IES Chaves Nogales, le abrirán las puertas de par en par y no se arrepentirán. 

(Capítulo 4 del libro Aprende y disfruta publicado en 2019 por la editorial libros.com)

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s